Cámara frigorífica no enfría

la camara frigorifica no enfria

Las cámaras frigoríficas se han convertido en un elemento imprescindible para un sector concreto del negocio, por lo que en general, se utilizan para fines industriales.

Además de conocer el proceso de mantenimiento, es conveniente que conozcas también los problemas más habituales que se pueden producir en estis aparatos, para saber qué podemos hacer cuando la cámara frigorífica no enfría.

Veamos cómo podemos identificar o solucionar algunos de estos problemas, y entender la causa de ellas...

Cámara frigorífica no enfría

Si el compresor o el proceso refrigeración de la cámara frigorífica no arranca, lo primero será comprobar si el interruptor está conectado. Deberás además, de encender y apagarlo para comprobar que no sea problema del interruptor.

También deberemos comprobar si la alimentación está correctamente conectada y si lo estamos conectando a una línea de tensión adecuada. Las causas más comunes pueden ser que el disyuntor falle, una mala conexión de la fuente de alimentación, que el interruptor no funcione o que la tensión de línea no sea la adecuada.

Si en cambio estás notando otro tipo de problema, como que los alimentos de su interior se estropean, antes de preocuparnos por el funcionamiento de la cámara frigorífica, asegúrate dr que los productos están en buenas condiciones antes de introducirlos en su interior.

Si la cámara se encuentra en una habitación con mucho calor, eso puede estar afectando a su funcionamiento, ya que el aire más caliente tiende a subir y puede desajustar la temperatura de los estantes superiores de la cámara.

La causa más común es el desajuste de temperatura de la cámara. Procura siempre tener a la vista el controlador de temperatura para cerciorarte de que no se haya cambiado.

Ciertos productos se congelan más que otros: Lo normal es que esto suceda ya que algunos productos están situados cerca de las bobinas del evaporador y esto produzca el desajuste de temperatura. Prueba a cambiar la disposición de los productos del interior de la cámara, ya que puede que el aire frío del evaporado vaya directamente a los productos.

Existe la posibilidad de instalar un dispositivo debajo de las bobinas para desviar el aire. De todas maneras, es recomendable apilar los alimentos en la parte inferior de la cámara. Si tienes dudas sobre este tema, puedes consultarlo con nuestros técnicos de reparacion de camaras frigorificas.

Si tus alimentos se mojan, comprueba que el circuito de descongelación no tiene fugas, ya que podría estar goteando sobre los productos. Considera instalar un equipo de humidificación. Es importante situar los alimentos calientes lejos de los alimentos que ya están congelados.

Las causas más comunes son temperaturas calientes en la zona del alimento, contacto de productos de diferentes temperaturas y fuga del circuito de descongelación.

La temperatura es menos fría que lo habitual: la razón por la que puede ocurrir esto es haber aumentado el volumen de los productos almacenados, por lo que considera instalar mayor capacidad de refrigeración, o aislar la cámara para evitar pérdidas.

Puede también, que el clima haya cambiado y haya aumentado considerablemente el calor, o que el tamaño de la habitación no tenga la suficiente ventilación para el flujo de aire de la cámara. O incluso que haya poco gas refrigerante en el sistema.

Cámara frigorífica no baja temperatura

La descongelación es una de las funciones incluidas en el proceso de correcto funcionamiento de una cámara frigorífica. Para ello, las siguientes aclaraciones nos serán de gran utilidad:

En el caso de que se esté generando escarcha en el interior de la cámara frigorífica, es sinónimo de que la temperatura es inferior a 0 ºC. Esto se puede presentar de diferentes formas, como placas de hielo, en forma de nieve o de manera intermedia.

Probablemente la causa sea el exceso de humedad atmosférica del interior de la cámara. Esto se puede deber a la existencia de agua en forma líquida en el interior por el calor eléctrico, la introducción de aire caliente o el gas a alta presión.

La descongelación es imprescindible, ya que ayuda a que la generación de escarcha no se produzca, para que la función del calor sea efectiva y óptima, haciendo que el aire circule por la cámara y mejores el rendimiento.

El tiempo utilizado para la descongelación y la periodicidad dependerá de los tipos de alimentos almacenados, a humedad contenida, la circulación de aire, y la frecuencia con la que se abre y cierra la cámara. En caso de que el tiempo de descongelación sea demasiado corto, se irá acumulando hielo gradualmente.

Podemos definir tres tipos de descongelación:

-Por circulación de aire: esto se puede dar si la temperatura es superior a 4 ºC. Este método puede tardar más que el resto, sin embargo, se puede acelerar el proceso simplemente aumentando la temperatura. Es rentable por la ausencia de gasto energético.

-Eléctrica: es la forma mas extendida y más sencilla de descongelación. Para ello hay que instalar el sistema y encender los calentadores. Es un método caro ya que su consumo es mayor. Es muy sencillo de controlar, se puede programar por intervalos, a una hora específica o  activarlo manualmente. El proceso puede parar cuando transcurra un tiempo determinado o cuando llegue a la temperatura deseada.

-Por gas caliente: Este método se basa en la desviación del gas de alta presión para utilizarlo para la descongelación. Es un método que ayuda a ahorrar, aunque es un proceso complicado y generalmente se utiliza en superficies muy grandes con múltiples evaporadores. En este tipo de descongelación es altamente recomendable utilizar un separador de líquidos o un controlador de presión para mantener protegido el compresor. También existe el descorche por gas frío.

En conclusión, lo más importante a la hora de decidir el método de descongelación es el ahorro energético, y para ello es tener presente un sistema que se pueda programar para evitar descongelaciones innecesarias.

Control temperatura cámara frigorífica

Vamos a enumerar los múltiples factores que intervienen en el control de temperatura de una cámara frigorífica:

Diseño

Uno de los componentes mas importantes es el grosor de la capa aislante. El espesor de la capa aislante será mayor si hablamos de cámaras de ultracongelación. En el caso de estas últimas, será importante instalar un calefactor en el marco de la puerta, ya que las temperaturas son inferiores a 0 ºC y la puerta podría congelarse.

la temperatura de la camara frigorifica no bajaLo mismo ocurre con el suelo radiante para no formar una capa de hielo entre el suelo y la cámara. Es importante tener en cuenta una buena ventilación en el proceso de instalación, ya que podríamos provocar un desperdicio de energía enfriando el mismo aire frío del interior de la cámara frigorífica.

La válvula de presión de ventilación se deberá regular para igualar la presión del interior con la presión del exterior para evitar que el aire del interior se reduzca y cree vacío.

Si la entrada y salida de la cámara es muy frecuente, se produce un gran intercambio de aire con el exterior, por lo que la temperatura del interior de la cámara se puede ver afectada y además de producir gastos indeseados de energía adicional. En estos casos es recomendable utilizar una cortina indicada para minimizar la pérdida de aire frío.

Para cumplir con la normativa ISO 27000, se debe instalar una alarma en las cámaras que superen los 10m3 (cámaras que admiten entrada de personas). Esta alarma deberá ser perceptible tanto de forma auditiva como visual. Se deberá garantizar la posibilidad de salir de la cámara aunque sea una cámara de dimensión pequeña. Por lo que, una cámara frigorífica, aun teniendo la posibilidad de cerrarse por fuera, deberá de tener la posibilidad de abrirse desde el interior.

Regulación de la temperatura

La función de regulación de la temperatura la realiza un sensor de control. Este sensor se encarga de medir la temperatura ambiente, por lo que se coloca dentro del ciclo en la zona de retorno del aire del evaporador. El valor que recibe el regulador es el valor real y el que se comparará con el valor de salida del regulador.

Cuando la diferencia del valor es superior, el refrigerador se conectará hasta llegar a la temperatura deseada se desconectará. Así la temperatura en el interior, siempre se mantendrá en el rango indicado. Por lo que puede considerar que ésta es la función más importante del controlador de refrigeración.

Zona en el interior de la cámara frigorífica

Dependiendo de los productos que se almacenarán en el interior, la cámara se condicionará de una manera u otra. Dependerá del tipo de alimento a almacenar, el periodo de almacenamiento o si se va a almacenar un producto fresco y congelar a posteriori.

En las cámaras más comunes la temperatura de evaporación se encuentre entre -10 ºC y 0 ºC. Dependiendo del tipo de producto se utilizará un tipo de regulación. Por ejemplo, el más común es el de tipo MBP/LBP que se utiliza para calcular la entrada de calor a través de las paredes y así definir la capacidad de refrigeración. 

Válvulas de expansión electrónicas o termostáticas

Por lo general, para las cámaras frigoríficas se utilizan los circuitos de refrigeración sencillos. Estos circuitos no son complicados y además son rentables. La desventaja de este tipo de circuitos es que los alimentos que no están recubiertos se pueden secar.

Para una mejor solución es utilizar un controlador electrónico de sobre calentamiento, ya sin importar las variaciones de capacidad, la cantidad de refrigerante se inyectará con precisión. En caso de duda puedes consultarla con un servicio técnico de reparacion de camaras frigorificas.

Por lo que, teniendo en cuenta los puntos mencionados, es importante analizar todos estos factores antes de instalar, diseñar y montar una cámara frigorífica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button