Lavavajillas no lava bien

porque lavavajillas no lava bien

Abres el lavavajillas y en lugar de platos relucientes, todavía hay suciedad. ¿Qué podemos hacer ¿Esto te resulta uan escena familiar? El espectáculo, por supuesto, es desagradable y triste. Pero no te apresuras a buscar signos de mal funcionamiento en tu "asistente": ¡es probable que el problema se deba a razones banales que puedes solucionar tú mismo!

La razón puede estar en un mal funcionamiento del lavavajillas, sí, pero también en un bloqueo de los brazos rociadores, de un uso inadecuado de detergentes, de cantidad errónea... ¿Qué hacer si tu lavavajillas no lava bien los platos? Busquemos soluciones juntos:

Mi lavavajillas no lava bien

Problemas asociados al uso incorrecto del lavavajillas:

  • Restos de comida y comida seca. Si no eliminas todo esto de los platos, la calidad de la limpieza nunca será perfecta. Todos los fabricantes advierten sobre esta regla, y se recomienda seguirla.
  • Selección de programa incorrecto. Los programas eco y cortos son solo para suciedad leve, mientras que los platos grasos requieren el ciclo más largo a la temperatura más alta.
  • Sobrecarga de la máquina. Si tu lavavajillas no lava bien la vajilla, es posible que estés cargando demasiados platos y otros utensilios en él. Intenta poner menos platos la próxima vez; lo más probable es que tu problema se resuelva.
  • Uso inadecuado de detergentes. La elección incorrecta de productos químicos de limpieza y/o su cantidad es una causa común del bajo rendimiento del lavaplatos. Intenta reducir o aumentar la cantidad de abrillantador, o incluso cambia de marca.




Si todas estas modificaciones no dieron un resultado positivo y tu lavavajillas aún no lava bien los platos, entonces tendrás que profundizar en el asunto. O mejor dicho, en su estructura interna. Algunos problemas surgen como resultado del uso regular del electrodoméstico y pueden resolverse sin la participación de un servicio técnico de lavavajillas.

Problemas de operación activa:

  • Cal. Quizás este sea uno de los enemigos más insistentes de los lavavajillas. Las incrustaciones de cal aparecen debido a la dureza del agua (incluso a pesar del uso de suavizantes especiales), no son visibles en las partes plásticas del equipo, pero en el interior, donde las partes son metálicas, las incrustaciones están haciendo su trabajo lentamente. Al instalarse en los rociadores, evitan que se pulverice agua y, como resultado, el lavavajillas no lava bien los platos. Para eliminar este problema, es necesario verter algún producto específico (o bien ácido cítrico como remedio casero) en lugar de detergente y programar un ciclo corto.
  • Bloqueos. La causa de las obstrucciones son los restos de comida, partículas de servilletas y otros restos que se meten dentro de la máquina. Como regla general, los filtros gruesos y finos, así como los aspersores, son los más afectados por este problema. Por tanto, si de repente tu lavavajillas empieza a lavar mal los platos después de muchos meses de funcionamiento correcto, lo primero que debes hacer es revisar los filtros. Y continúa limpiándolos después de cada uso del lavavajillas, como recomiendan los fabricantes.

Entonces, si los filtros se limpian, la cantidad de detergente se ajusta milimétricamente, se selecciona el modo correcto y se ha limpiado la suciedad seca de los platos, y todavía el lavavajillas no lava los platos como antes.. Parece que te has encontrado con un problema más serio. Intentemos identificarlo a continuación:

6 averías por las que un lavavajillas no lava bien:

  • El elemento calentador de agua está estropeado

Los lavavajillas están equipados con un dispositivo de calentamiento de agua. Este elemento es más propenso a la formación de incrustaciones que todos los demás y se “quema” durante el uso prolongado.

SEÑALES
Cuando falla el elemento calefactor, el agua no se calienta, y con ello el lavavajillas no lava bien los artículos, ya que la mayor parte de la suciedad no se puede lavar con agua fría.

  • Mal funcionamiento en la bomba de circulación.

La bomba de agua bombea agua al lavavajillas.

SEÑALES
Si falla, entonces el agua no fluye hacia los platos, y el proceso de lavado nunca comienza.

  • Impulsor de aspersor rotomi lavavajillas no lava bien

El impulsor es un mecanismo especial que gira el balancín con aspersores.

SEÑALES
Si el impulsor falla, entonces los aspersores no giran (puede haber una interrupción en el funcionamiento de uno o ambos aspersores) y el agua no llega bien a todos los platos.

  • Mal funcionamiento del sensor térmico

Sensor térmico: mide la temperatura del agua y envía esta información a la tarjeta electrónica, que da la orden de calentar al elemento calefactor.

SEÑALES
Si no se recibe información del sensor de temperatura, el agua no se calienta y el lavavajillas no lava bien los platos con agua fría.

  • Avería o mal funcionamiento del programador o tarjeta electrónica

El programador es el corazón del lavaplatos, porque envía comandos a todos los componentes técnicos del lavavajillas, como calentar agua, desaguar, girar los rociadores...

SEÑALES
Si el módulo electrónico falla, el lavavajillas comienza a funcionar incorrectamente o deja de funcionar por completo.

  • Mal funcionamiento en el sensor de turbidez del agua




Los modelos caros de lavavajillas están equipados con un sensor de control de turbidez del agua. Gracias a él, el programador recibe información sobre el estado del agua: si está turbia, los platos aún están sucios y el ciclo de lavado debe continuar.

SEÑALES
Cuando el sensor falla, el programador no sabe la suciedad real de los platos y el lavavajillas no puede completar el ciclo de lavado correctamente.

Todas estas averías solo pueden ser tratadas por un servicio técnico cualificado que tenga el conocimiento especializado, la experiencia y el equipo necesario para hacer el diagnóstico y reparar lavavajillas. En nuestra práctica, hubo casos en los que tuvimos que cambiar una tarjeta electrónica "quemada" debido al hecho de que antes de eso, el cliente intentó instalar el sensor de temperatura él mismo y lo hizo mal. Como resultado, la cantidad total de reparaciones resultó ser mucho mayor: después de todo, el programador es el corazón del lavavajillas.

Lavavajillas Beko no lava bien

lavavajillas bekoLos lavavajillas Beko se han convertido en una compra muy habitual, debido a su precio económico y a una buena relación calidad/precio. Sin embargo, igual que otrasmarcas, con el tiempo surgen averías.

Nos habéis consultado mucho específicamente sobre qué hacer cuando un lavavajillas Beko no lava bien. Hemos preparado las siguientes sugerencias pueden ayudar a resolver este problema:

Asegúrate de que las boquillas de rociado no estén sucias ni obstruidas

Los rociadores de lavavajillas están equipados con boquillas a través de las cuales ingresa agua al tanque. Si estas boquillas están obstruidas, es posible que no ingrese suficiente agua al tanque. En este caso, el detergente en el dispensador no se disuelve por completo y los platos se lavan mal.

Revisa las boquillas de aspersión y asegúrate de que no estén obstruidas. Deben retirarse y limpiarse periódicamente, y también en caso de obstrucción. Enjuaga los aspersores con agua caliente y limpia las boquillas con un cepillo.

Asegúrate de que el lavavajillas esté correctamente cargado

porque mi lavavajillas beko no lava bienEs posible que estés cargando los platos incorrectamente o sobrecargando tu lavavajillas. Asegúrate de que todas las piezas de vajilla estén inclinadas en el ángulo correcto y que no se toquen entre sí ni con ninguna pieza móvil del lavavajillas.

Si el lavavajillas no está correctamente cargado, los vasos y elementos de plástico ligeros pueden moverse y volcarse, llenándose de agua sucia. Los platos pueden estar bloqueando la abertura en la tapa del dispensador o la rotación de los brazos rociadores.

Después de cargar los platos, gira los brazos rociadores para ver si pueden moverse libremente. Lea las instrucciones del fabricante para asegurarte de que cargas correctamente el lavavajillas.

Asegúrate de seleccionar el programa correcto

El programa de lavado seleccionado puede no ser adecuado para platos específicos. Si colocamos sartenes, cacerolas o la vajilla está muy sucia, se necesita un programa con una temperatura más alta y un ciclo más largo.

Asegúrate de que el filtro no esté sucio ni obstruido

El lavavajillas está equipado con un filtro de desagüe que debe limpiarse. Retira el filtro y verific si se han acumulado sedimentos de alimentos en él, y lávalo con agua templada. Repite este procedimiento regularmente para que el agua drene bien y no haya olores desagradables.

Aprovecha el filtro EverClean™

Muchos lavavajillas Beko están equipados con un filtro EverClean™. Con la ayuda de un sistema de aerosol especial, limpia el filtro de drenaje desde el interior. Gracias al filtro EverClean™, puedes limpiar el filtro de tu lavavajillas Beko con menor frecuencia que en otras marcas que no tienen este sistema.

Asegúrate de retirar los restos de comida de los platos

Es posible que el lavavajillas no pueda manejar trozos de alimentos secos y endurecidos. Además, estos restos de los alimentos pueden obstruir el filtro y la manguera de desagüe. Antes de cargar platos en el lavavajillas, elimina los residuos de alimentos de ellos porque puede ser la solución para un lavavajillas Beko que no lava bien.

detergente de lavavajillasComprueba si hay humedad en el dosificador de detergente

Si agregas detergente a un dispensador húmedo, no se cargará completamente en el tanque. Esto puede afectar la calidad del lavado de la vajilla. Seca el dispensador antes de llenarlo.

Comprueba si el detergente está húmedo

El detergente húmedo se puede pegar al dispensador y no se usará de manera efectiva. Esto puede afectar la calidad del lavado. Almacena los detergentes para lavavajillas en recipientes cerrados, no los expongas a la humedad ni a altas temperaturas.

No utilices detergentes y otros productos de cuidado inadecuados

Utiliza únicamente detergentes, abrillantadores y sal destinados a lavavajillas. Nunca uses el líquido para lavar platos, jabón de manos, lejía u otros productos químicos. Estos productos afectarán el rendimiento de tu lavavajillas, causarán oxidación en las partes metálicas e incluso pueden acortar su vida útil.

El detergente no debe sobrar ni faltar

Si utilizas polvo, su cantidad se selecciona teniendo en cuenta el programa de lavado y el grado de suciedad de la vajilla. No sobrepase las marcas de nivel correspondientes, porque esto no resolverá el problema de que un lavavajillas Beko no lava bien.




Asegúrate de que la tapa del dispensador de detergente esté bien cerrada

Si la tapa se deja abierta antes del inicio del pograma, el detergente se cargará en la tina demasiado pronto y los platos no se lavarán correctamente. Después de agregar detergente al dispensador, asegúrate de que la tapa esté bien cerrada.

Necesidad de un servicio técnico de lavavajillas

Si el problema persiste, es posible que se trate de una de las averías que te hemos comentado antes, que por ejemplo el elemento calefactor o el termostato del lavavajillas estén defectuosos. Si sospechas que este es el caso, pónte en contacto con nuestro servicio técnico y estaremos encantados de ayudarte.

Para consulkar sobre el consumo del lavavajillas y otros electrodomésticos, te recomendamos leer esta entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button
Abrir WhatsApp
Contactar por WhatsApp
o escanea el código
Consúltanos sin compromiso, te explicaremos cómo trabajamos. Llámanos, escríbenos o reserva online.